El marketing de atracción es la estrategia más sutil y eficaz a la hora de atraer a los consumidores. Es una forma innovadora pero muy eficaz.

¿Por qué?

El marketing de atracción se ha distinguido rápidamente del marketing tradicional. Se ha distanciado para demostrarnos sus potencialidades y las carencias de la estrategia tradicional.

¿Cómo lo ha conseguido?

Básicamente el marketing de atracción tiene como finalidad que el cliente potencial se acerque al producto, atraído por este. Al contrario del marketing tradicional que emplea una estrategia de “empuje” del producto hacía los clientes. De modo que el tradicional “te dice lo que necesitas y lo que has de comprar” y este estilo es contraproducente o no aprovecha todas las potencialidades, ya que, en muchos casos el cliente se siente incómodo o mosqueado.

Marketing tradicional.

Aquí nos referimos a los banners flotantes, a los anuncios de la tele que abarcan a todos los consumidores (tanto potenciales como desinteresados), las promociones de los centros comerciales, “cuponear” y los folletos. En definitiva, aquí es la empresa quién acude al consumidor.

Marketing de atracción.

Sigue la filosofía de que sea el consumidor el que se acerque a la empresa, y esta estrategia está al alza en detrimento del marketing tradicional.

El término “de atracción” está basado en no publicitar masivamente si no en identificar el colectivo potencial, atraerlo como visitante, convertirlo en un cliente y fidelizarlo, es decir, crear lealtad.

El marketing de atracción se basa en el traspaso de información útil y efectiva para el público objetivo, para ello se precisa del marketing de contenidos, que generará temas, movimiento e información adicional sobre el producto con el que se desea llamar la atención, y trata de eso, más de llamar la atención que de venderlo. Entonces, hemos cambiado el “compra esto” por el ¿Esto qué es? Y ya tienes captada la atención de un lector que quiere conocer ¡qué es eso!

Otra variante es el social media marketing,  este tipo de atrayente hace la función de captar la atención haciendo uso de las redes sociales. Lo que se pretende es que el movimiento generado capte a lectores y seguidores a largo plazo, es decir, “fans” o la denominada “clac” que está deseando leer lo que generas pues tienes su atención y tus contenidos sociales resultan interesantes.

Además, el social media marketing cuenta con un fuerte efecto cadena que pasa de unos a otros; “si mi amigo se interesa por esto, ¿qué es esto?” y así resulta más fácil crear adeptos y afianzarlos.

La estrategia del marketing de atracción es la de posicionar, hacer visible y atraer de forma sutil a los consumidores y así crear una relación empresa-consumidor o producto-consumidor armoniosa y nada agresiva, de forma que se gana en fidelidad y lealtad del consumidor.

Puntúe el articulo.

Pin It on Pinterest

Share This

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro Blog.

Gracias por suscribirte a nuestro newsletter