Sabes que la creación de contenido es una de esas estrategias más importantes en Internet, por eso te esfuerzas mucho en crear post originales para tu blog y así atraer una buena cantidad de tráfico valioso.

Pero ¿Qué pasa cuando alguien más intenta llevarse todo el crédito? Seguramente es muy molesto, especialmente si también has invertido algo de dinero en estas estrategias.

Incluso si crees que es halagador que utilicen tus contenidos como referencia, la verdad es que puede traerte algunos problemas con tu SEO, los buscadores pueden penalizarte o bloquear tu sitio web.

Lo que definitivamente no será bueno para tu negocio online. Sigue leyendo y conoce cuáles son las mejores acciones a llevar a cabo ante plagios y copias de tu blog.

No dejes que los plagios te afecten

Una vez que enfrentas algunas consecuencias del plagio es posible que te empiece a afectar mucho, seguramente impactará tu tasa de tráfico y tu nivel de ventas, pero sobre todo, aumentará tu estrés y tu capacidad de seguir creando cosas nuevas.

Después de todo, puede parecer que no vale la pena hacerlo cuando alguien más lo copiará sin autorización.

Pero, lo más importante aquí es no dejar que te afecte demasiado, recuerda que no eres tú el del problema, por lo que solo necesitas cambiar algunas estrategias en la gestión blog de empresa y ajustar tu postura frente a este tipo de situaciones. Asimismo, es importante que sepas que el plagio puede desarrollarse por diferentes razones, como las siguientes.

  • Tu competencia quiere limitar tu visibilidad: Esta es una razón muy común, cuando empiezas a tener un mejor posicionamiento en el  sector serán muchas las empresas que querrán limitarte. Con ayuda de muchos trucos pueden hacer que tu popularidad baje en Internet y el copy-paste es uno de ellos.
  • El contenido no fue citado por error: También existe la posibilidad que en responsable del sitio web donde fue pegado tu texto se le haya olvidado hacer un citado correcto, por lo que puede estar afectando tu posicionamiento en Google.
  • El usuario ignora que es plagio: Muchos usuarios piensan que el contenido en Internet es “gratis” por lo que pueden utilizarlo para su beneficio. Se trata de usuarios principiantes o amateurs que ignoran por completo que igualmente se trata de un plagio.

¿Por qué es malo que hagan copias de tu blog?

No importa cuál sea la razón por la que están copiando tu contenido, todas afectan tu rendimiento y visibilidad en buscadores, por lo que debes tratar de resolverlo de inmediato.

La primera razón para esto es porque el usuario que ha copiado puede intentar demostrar que el contenido es suyo, haciéndote quedar a ti como el plagiador.

Algunos algoritmos de posicionamiento no son perfectos, si indexan un contenido y hallan una coincidencia junto al tuyo, pero consiguen pruebas más confiables en el otro blog, entonces tú serás la copia, así de fácil.

¿Cómo es posible que esto pase? Bueno, el código HTML se puede modificar añadiendo nuevas fechas de publicación (antes que la tuya), una estrategia de palabras clave más acertadas, etc.

En los casos más extremos, Google podría hacer que tu contenido deje de ser indexado y posicionado por completo. Lo peor, es que este tipo de penalización repercutirá en todas tus nuevas publicaciones.

Igualmente, existen otras consecuencias más técnicas, por ejemplo, el plagio de hot linking consiste en utilizar tus mismas URL, por ejemplo, las de las imágenes, así, todas las visitas del otro sitio web consumirá tu ancho de banda.

¿Qué hacer si te copian el blog?

Para empezar, puede que te moleste un poco esta situación, pero debes cambiar de actitud para proceder con todas las de ganar. Piensa que se trata de una demostración de valor, tu contenido es tan bueno que algunos quieren copiarlo y atribuírselo.

Significa que estás haciendo las cosas bien, después de todo, el camino al éxito es empinado.

Lo siguiente es trabajar para garantizar un marketing transparente, aunque algunas personas sean difíciles de convencer necesitarás tratar de llegar a un acuerdo con ellas. Se trata de tu trabajo, redactado por ti o no, lo obtuviste de forma honesta y tienes que defender tu derecho a una competencia limpia.

A continuación, conoce algunas técnicas para dejar lidiar con contenido plagiado y fortalecer tu marca en el proceso.

Contactar con las personas que han plagiado tu contenido

Lo primero que debes hacer es contactar con esa persona, asegúrate que al hacerlo no tenga otros contenidos plagiados en su blog que te pertenezcan, ya que así pueden indicarle más detalladamente cuáles son esos textos.

Con este contacto lo que quieres es indicarle que elimine el contenido, hazlo con determinación pero también intentando persuadirlo.

Por ejemplo, si ves que se trata de un blog con poca estrategia es posible que la copia haya sido hecha por desconocimiento. Así que puedes buscar varios artículos o información en general que explique por qué copiar en Internet no es buena idea, luego se los envías.

Lo más probable es que tenga en cuenta esa información y elimine la copia.

Pero si notas que se trata de alguien que ha copiado muchas veces, incluso contenido de otros autores, tal vez no sea tan fácil persuadirlo, hasta tratará de ignorarte.

Si es así, lo más recomendado es conectarlo por todas las vías posibles, correos, redes sociales, número de móvil, hazle saber que vas a hacer todo lo posible para que elimine ese contenido.

Notificar a todos lectores

Si ves que luego de varios días o semanas no obtienes una respuesta, pero en cambio. Sigue activo en redes sociales y publicando más contenido copiado, entonces puedes empezar a ponerte rudo y notificar a los lectores.

Ingresa al blog y comenta en el post que robó, indica que se trata de un texto copiado y enlaza hacia tu sitio web.

También es buena idea hacérselo saber a tus lectores, en el mismo post plagiado en tu sitio web indica que hay otras personas utilizando tu contenido sin permiso. Igualmente, puedes llevar a cabo esta estrategia en redes sociales, comenta en su perfil de Facebook o etiquétalo en Tuits mencionando el problema.

De esta forma, podrás empezar a llamar su atención, aparte, alertarás a posibles víctimas que ni siquiera saben que su contenido está siendo robado. Sin embargo, ten cuidado, no insultes pero mantente firme, haz notar tu profesionalidad ante todo, esto hará que todos te presten más atención.

Aprovecha los enlaces de imágenes desde tu hosting

Por otro lado, si la estrategia de hacerlo públicamente no está dando muchos frutos, puedes cambiar las imágenes que ha copiado desde tu hosting.

Utiliza la misma URL para introducir una imagen que explique que ese post es un plagio. Con esta acción puedes alertar a todos los lectores orgánicos desde la primera vista y con suerte, dirigirlos a tu blog.

Denunciar el plagio en buscadores

Si con las estrategias anteriores la persona no ha dado su brazo a torcer, entonces pueden realizar medidas más severas, hacer una denuncia por infracción de derechos de autor en Google.

Aunque esta estrategia también puedes aplicarla desde el principio, así evitas que el usuario también lo haga y “demuestre” que es un contenido original (y termine penalizándote)

Para hacer esto, solo debes ingresar a Google Support y buscar la planilla de denuncia por esta infracción. Después, tienes que llenarla con tus datos e información de tu sitio web y post.

Al enviarla, Google se encargará de verificar todo y hacer las debidas penalizaciones. Normalmente, es el mejor método porque tu tráfico empieza a estabilizarse muy pronto.

Realizar acciones legales contra el plagio

Como última instancia, puedes utilizar recursos legales para hacer valer la autoría de tus contenidos. Se trata de un método radical, pero si es lo que necesitas para evitar que tus textos sean utilizados en contra de tu voluntad, puedes acceder a esta opción.

Especialmente, cuando tienes un blog que te genera muchos ingresos económicos.

Puedes hacerlo utilizando como base el reglamento de los derechos de autor de Estados Unidos, esta es la ley en la que se basa Google para proteger los contenidos de los usuarios. Aunque también puedes acudir a otros reglamentos como el de la Unión Europea.

A veces es mejor conseguir un abogado con experiencia en este tipo de situaciones, así puede hacerle frente al problema con mayor profesionalidad y conseguir buenos objetivos.

Enfócate en crear una nueva metodología de contenidos

Por último, después de una experiencia así, seguramente te gustará revisar tus estrategias para evitar que algo así vuelva a pasar. La técnica más obvia es construir una imagen de marca que pueda ser diferenciada dónde sea, incluso al momento de escribir tus posts.

De esta forma, cuando logras posicionarte incluso tus lectores sabrán que se trata de ti.

Por otro lado, esto significa cambiar a una nueva metodología de contenidos, incluye un proceso creativo que requiere de varios pequeños sacrificios. Por ejemplo, desconectarte de Internet y de las redes sociales por un tiempo, crear una técnica totalmente nueva y prepararla para probar.

Recuerda que debes perfeccionarla, hacer pruebas A/B y siempre estar al pendiente de que los fanáticos del copy-paste se mantengan a raya.

En cambio, si crees que te costará un poco hacer esta gestión por ti mismo puedes contar con Appyweb, evaluamos y establecemos seguimientos a tus contenidos para garantizar que todo el crédito en cuanto al contenido sea exclusivamente de tu marca.

Pin It on Pinterest