¿App nativa o una web mobile para nuestro negocio? | APPYWEB

A día de hoy es imprescindible tener nuestra página web adaptada para dispositivos móviles. El consumo de Internet se ha disparado a través de los teléfonos en los últimos años y su tendencia en los próximos años es al alza. Si actualmente algo más de la mitad de visitas de un portal son a través del móvil, conforme pasa el tiempo ese porcentaje crece poco a poco progresivamente. Ahí surge la oportunidad de crear una App para nuestro negocio digital. Una herramienta que permita a nuestros usuarios tener un acceso aún más personalizado a través de su teléfono, explotando el inmenso mercado que supone. Pero, ¿realmente es necesaria desarrollar una aplicación o nos puede bastar con tener una página web adaptada a estos dispositivos?

ÍNDICE DEL ARTÍCULO

  1. ¿Por qué necesitas una App nativa?
  2. ¿Por qué necesitas una web mobile?
  3. ¿Cómo sé qué es lo que más me conviene?

¿Por qué necesitas una App nativa?

Se necesitan desarrolladores expertos en la materia

Se necesitan desarrolladores expertos en la materia

Las aplicaciones para dispositivos móviles ofrecen una experiencia de gran calidad al usuario, ya que están optimizadas para aprovechar al máximo las posibilidades del teléfono. Para los clientes más fieles o aquellos realmente interesados en comprar nuestros productos puede ser un elemento muy positivo. Sin embargo, para otros puede suponer una barrera que la App hay que descargarla, instalarla y ocupa memoria en el dispositivo.

Si está desarrollada por un equipo profesional, aunque su coste sea mayor, la aplicación contará con una serie de ventajas muy interesantes, como poder utilizarse sin conexión a Internet (con lo que ganaremos aún más presencia), funcionan más rápido aún que la web, aprovechan al máximo las funcionalidades del teléfono y su interfaz resulta más atractiva. En general, son un valor añadido importantísimo.

En su contra juega el coste que supone desarrollarla. La inversión es grande, y si pretendes recuperarla haciendo la aplicación de pago, Apple Store y Google Play cobran una comisión del 30% por cada descarga. También la aplican por las compras integradas en la App. Se necesitan desarrolladores expertos en la materia, y además son aplicaciones diseñadas para un sistema operativo concreto, por lo que necesitan actualizaciones constantes con cada nueva versión (lo cual supone un nuevo coste).

¿Por qué necesitas una web mobile?

Si te lo puedes permitir, lo ideal es que dispongas tanto de una App móvil para el tipo de público que las prefiere y de una web mobile para el resto

Si te lo puedes permitir, lo ideal es que dispongas tanto de una App móvil para el tipo de público que las prefiere y de una web mobile para el resto

Aunque las ventajas de una aplicación son muy sugerentes, puede que realmente no nos aporten lo suficiente para nuestro negocio digital. Si tus objetivos no casan exactamente con los de una App, la solución es una web mobile.

Conocida también como web responsive, se trata de tener tu sitio totalmente adaptado a las visitas desde dispositivos móviles. Es decir, el diseño de tu página cambia dependiendo de la pantalla en la que se vea, optimizándose en el caso de los teléfonos, aprovechando también sus posibilidades (como el uso táctil). Una de sus ventajas es que también abre otro abanico algo inexplorado aún, el de las Smart TV y sus navegadores.

Si te lo puedes permitir, lo ideal es que dispongas tanto de una App móvil para el tipo de público que las prefiere y de una web mobile para el resto. Ganarás por ambos bandos.

También te puede interesar: ¿Cómo desarrollar tu propia App?

¿Cómo sé qué es lo que más me conviene?

Si analizando fríamente cuál de las dos opciones te resulta más favorable para tu negocio aún te quedan dudas, existen una serie de cuestiones que pueden ayudarte a decantarte por una o por otra. En primer lugar, ¿te interesa tener más público y clientes a través de las app stores o no es vital? Si quieres abrir ese “melón”, la App es tu única alternativa.

Continuando con tu target, valora si tu negocio se dirige a un grupo concreto de usuarios muy acotado. En ese caso, la App te puede favorecer mucho. Si te interesa que tu público sea mayoritario y muy heterogéneo, es más rentable una web mobile.

En cuanto al comportamiento de tus clientes, ¿utilizan tus servicios de manera frecuente o de forma esporádica? Si es de manera frecuente, necesitas una App, ya que potenciará mucho más el uso. Si necesitas que la experiencia ofrecida en móvil para el usuario sea excelente, no encontrarás un resultado mejor que el de una aplicación. Si te vale con que sea correcta, en algunos casos incluso cerca de lo que puede ofrecer una App, te puedes conformar con una web mobile. Eso sí, no descuides tu página e intenta que esté lo mejor adaptada posible. Recurre, si tu presupuesto te lo permite, a un desarrollador web con experiencia en portales responsive.

También tienes que valorar si realmente necesitas explotar al máximo todas las prestaciones del dispositivo móvil, como puede ser hacer uso de la cámara. En ese caso, solo cabe la opción de la aplicación. Otra opción son las notificaciones push que ofrecen los dispositivos móviles, es decir, mensajes que lanza la aplicación que pueden ser recordatorios, anuncios… Una llamada de atención para el usuario. En algunas Apps, como las de comida a domicilio, pueden ser muy interesantes para lanzar notificaciones al mediodía o por la noche.

Ten en cuenta también las actualizaciones. Si tu negocio requiere modificaciones constantes de los contenidos, una App requiere también una gestión constante, con el gasto que supone y los tiempos de espera para publicar una nueva versión. En una web mobile, sin embargo, los cambios son instantáneos. Los números también son importantes a la hora de tomar una decisión. Una App te puede abrir la puerta a nuevas ventas, ¿pero serán suficientes para cubrir los nuevos gastos? Tanto la App Store de Apple como Google Play se llevan un 30% de comisión. Si tu modelo de negocio puede asumirlo, adelante.

El presupuesto es al fin y al cabo uno de los aspectos decisivos. Si tienes una capacidad holgada, deberías hacer una App. De hecho, lo ideal sería, como veíamos arriba, disponer de ambas opciones. En caso de que solo puedas permitirte invertir en una de las dos, valora todos los interrogantes y reflexiona qué alternativa puede favorecer más a tu negocio. Y si directamente tu presupuesto es muy apretado, apuesta por reformar tu sitio para convertirlo en web mobile en busca de mejores resultados. En cualquier caso intenta optimizar tu estrategia en este aspecto a lo que requiere tu negocio y al presupuesto del que dispones.

 Si tu negocio requiere modificaciones constantes de los contenidos, una App requiere también una gestión constante

Si tu negocio requiere modificaciones constantes de los contenidos, una App requiere también una gestión constante

¿App nativa o una web mobile para nuestro negocio? Clic para tuitear
¿App nativa o una web mobile para tu negocio?
1 (20%) 1 vote