Cuando tienes un negocio por Internet una de las preocupaciones más comunes es la optimización SEO, consiste en añadir ciertos cambios dentro y fuera de tu sitio para mejorar tu ranking en búsquedas. Pero, ¿Si todos esos cambios, en lugar de beneficiarte, están en camino a perjudicar posicionamiento web? Seguramente te gustará saber qué estás haciendo bien y cuáles son los errores más comunes ¿Cierto? Sigue leyendo y los encontrarás.

¿Estás cometiendo errores en tu SEO?

Primero que nada es importante que sepas si estás o no perjudicando tu SEO o posicionamiento web, porque bien puedes estar haciendo buenas ventas online, pero seguramente estarías recibiendo muchas más si te decides a hacer una pequeña inspección de tus estrategias. La mejor forma de saber si estás cometiendo errores en tu SEO es haciendo un análisis de tu sitio web.

Si ves que has bajado en el ranking de posicionamiento o de repente ya no recibes tantas visitas como antes, entonces significa que algo estás haciendo mal. Y tienes que solucionarlo porque, mientras más tardes en hacerlo, peor puede ser el daño a largo plazo. Bien puede parecer que Google trabaja bajo aguas misteriosas, pero hay algunos errores comunes que no puedes ignorar.

Que no hacer para evitar perjudicar tu SEO

A continuación, verás una lista de los errores más importantes que pueden perjudicar SEO, pero no solo verás las posibilidades, también tendrás a la mano una serie de soluciones rápidas y efectivas, así puedes reducir tus penalizaciones e ir escalando de nuevo a la cima en el posicionamiento de buscadores. No te los pierdas.

Duplicar contenidos

Este es uno de los errores más comunes y pueden suceder por dos diferentes motivos. Por duplicados externos, es decir, texto o contenido plagiado de otra web o incluso una página repetida muchas veces en tu sitio, de forma interna. Naturalmente, Google suele penalizar a los sitios que copian a otros, mientras que también limitan la aparición de páginas repetidas.

Para saber si tienes contenido duplicado puedes utilizar la herramienta Siteliner, allí analizas el porcentaje de páginas repetidas. Por otro lado, en Copyscape puedes saber cuáles son los textos externos plagiados o si algún otro sitio te ha plagiado. Las soluciones más comunes para este caso son los siguientes.

  • Elimina todo el contenido plagiado o modifícalo desde otra perspectiva.
  • Reescribe o modifica el URL de esas páginas internas duplicadas.
  • Desindexa o aplica etiquetas No follow para evitar que los algoritmos las tengan en cuenta.
  • Realiza una solicitud de reclamación por autoría de contenido en Ayuda de Políticas de Google en Support.

Introducir enlaces de dudosa procedencia

Desde hace varios años, varias empresas online se dedican a la venta de enlaces, lo que puede ser un alivio en caso de que no quieras perder mucho tiempo realizando tu estrategia de link building. Pero, es importante que prestes atención a su procedencia, muchas veces los enlaces provienen de URL penalizados, por lo que en lugar de darte mayor visibilidad puede contrarrestar los esfuerzos de tu optimización.

Aparte, algunos de esos enlaces pueden estar direccionados a contenido tóxico, con la finalidad de atraer una mayor cantidad de clics, que es lo único que te muestran al momento de comprarlos. No sabrás si lo que compras tiene procedencia con sitios de pornografía, apuestas, fake news, etc. Aquí tienes algunos tips para resolver esto.

  • Verifica en Search Console la procedencia del enlace y su reputación.
  • Ten en cuenta otros sitios web que los enlazan para saber si son de temática similar, utiliza Ranksignals para esto.
  • Elimina todos los enlaces que tengan idioma extranjero y cero palabras clave en común.
  • Borra todos los que no tengan que ver con tu temática, aunque no sea un enlace tóxico, no te da la visibilidad apropiada.
  • Deja de comprar enlaces en sitios sospechosos, busca los que sean confiables y transparentes.

Escribir poco contenido

A Google le encantan los contenidos largos, ya debes saber que más de 1000 palabras optimizadas son una buena señal para mejorar tu posicionamiento. Es por eso que escribir poco contenido en una página puede ser un error común, pero que no muchos tienen en cuenta.

Aunque tengas un catálogo de solo ventas, debes garantizar un contenido largo, pero no solo extenso, también valioso e informativo para el usuario. Recuerda que cada vez los algoritmos de Google leen mejor, de forma similar a un usuario y si les parece aburrido o con muy pocos datos de valor, no te tendrán tan en cuenta en la indexación. Mira estas soluciones.

  • Añade más de 300 palabras en cada página, pueden ser descripciones, consejos o información relevante.
  • Organiza bien el contenido, si es una publicación de 1000 palabras añade subtítulos y otros elementos de estructuración.
  • Contrata empresas de contenido para ayudarte a mejorar y alargar todas las páginas.
  • Varía en las keywords que utilizas en el texto, no solo utilices una principal.
  • Se creativo, cuenta historias, sugerencia, comparte vídeos e imágenes, esto enriquecerá el contenido.

No etiquetar bien tu contenido

Una de las primeras características que indexan los buscadores son las etiquetas en HTML, si no conoces mucho sobre ese tema mejor consigue la ayuda de tu diseñador o desarrollador web. Para complacer a Google desde el primer instante debes contar con las debidas etiquetas.

Con ellas, el algoritmo puede definir cuál es tu título, URL, imágenes, etc, es decir, el robot puede hacerlo por sí mismo, pero eso significaría hacer un trabajo extra y ¿Adivina qué? A Google no le gusta hacer trabajo extra, por lo que pueden terminar penalizándote. A continuación, mira las etiquetas que puedes predefinir para echarle una mano al buscador.

  • URL: Asegúrate que en el código HTML se muestre el código URL con respecto a su definición en la página. No tiene que ser el mismo del título, pero si tienen relación es mejor.
  • Title: Es el que se muestra en la página de resultados, debe tener la etiqueta title o /title, debe contener la keyword principal con la que quieres posicionar, desde allí el algoritmo evaluará el resto del contenido.
  • H1: En ocasiones, es el mismo title, pero también puedes cambiarlo si lo deseas, esto le da más dinamismo a la indexación, pero debes etiquetarlo bajo H1. ¿Por qué? Porque seguramente utilizarás el mismo title para otros contenidos, que vas a diferenciar con H1.

Hacer keyword stuffing

Desde el primer momento en que el Internet se volvió comercial, los propietarios de sitios han intentado descubrir los secretos de posicionamiento. Uno de los primeros revelados fue el keyword stuffing, se refiere a la cantidad de veces que se repite una palabra clave en un texto de página.

Como resultado, miles de sitios repetían, casi de forma demencial, las palabras clave para posicionarse, eliminando el sentido común de un texto, creando una era de Spam nunca antes vista. Sin embargo, hoy en día el keyword stuffing está tan penalizado que si lo haces tu sitio no volvería a ver la luz del día jamás.

Pero, si sigues implementando esta estrategia, no te preocupes, la mejor solución es eliminar todo el exceso de keywords de tu contenido. Puedes utilizar Keyword Density Checker para evaluar la cantidad de repeticiones con respecto a la densidad del texto y corregir tus contenidos, así podrás salir de las sombras poco a poco y mejorar tu SEO.

Dejar que todas las URL sean indexadas

Ya lo leíste en el primer error de esta lista, algunas URL no tienen por qué ser indexadas, por ejemplo, esas repetidas que utilizas para tus propios análisis, pero que no tienen por qué estar a la vista del usuario. Si tienes una función predeterminada para hacer que todas sean indexadas, estás cayendo en uno de los errores menos beneficiosos para tu SEO.

Al igual que en las etiquetas, Google no quiere perder tiempo buscando cómo y dónde posicionar páginas que no tienen relevancia, ni con el interés de los usuarios ni con el resto de tu contenido. Estos son algunos consejos para depurar tus URL.

  • Añade etiquetas No follow a las páginas con poco contenido, menos de 300 palabras que no te interesa posicionar.
  • Si la página no tiene casi contenido, imágenes ni texto, bloquéala.
  • Las fichas de productos o inventario que repiten muchas keywords debes bloquearlas de la indexación.
  • Antes de limitar las páginas hazte la pregunta ¿Esto le interesa al usuario? Si la respuesta es no, ya sabes qué hacer.

No corregir la velocidad de carga

En los últimos años, Google ha estado más al tanto de la velocidad de carga de los sitios web, de esta forma, si tu recurso online cuenta con una optimización digna de un experto en SEO, pero no tiene una velocidad de carga rápida, todo el esfuerzo será en vano. En promedio, debes garantizar que la carga se realice en dos segundos o menos.

La mejor forma de calcular si el tiempo es correcto puedes utilizar Page Speed Insights o GT Metrix. Este último te dará una puntuación que coincide con los estándares de Google, debes conseguir una clasificación A o B. Si no lo logras, haz lo siguiente.

  • Optimiza tus imágenes, evita una resolución mayor a 1200 px, por que ralentiza la carga.
  • No utilices más de 15 plugins en tu gestor de contenidos, aunque mejoren la experiencia al navegar también incluyen en la velocidad.
  • Elimina las ventanas pop ups, aparte de que generan lentitud son invasivas con el lector.
  • Consigue un hosting de calidad, no contrates solo por el precio, con uno de calidad la velocidad será mejor.

No utilizar un diseño responsive

Aparte de la velocidad, el diseño responsive ya forma parte de las primeras exigencias en buscadores, ya que el móvil va en camino a ser el dispositivo más utilizado para hacer búsquedas en Internet en el mundo. Si tu sitio web no está adaptado a diferentes pantallas, entonces no tendrás mucha ventaja para posicionarte.

Son varios los aspectos que debes tener en cuenta en este caso, el tamaño de la letra, de las imágenes, la posición de los botones, la facilidad para leer, explorar o hacer clic. Estas son algunas sugerencias a tener en cuenta.

  • Revisa tu sitio en todos los dispositivos posibles, smartphones y tablets de diferentes marcas.
  • También verifica el tipo de navegador, ya que en ocasiones no son compatibles.
  • Ofrece la disponibilidad de acceder al sitio utilizando la vista de escritorio.
  • Garantiza que todas tus estrategias SEO se vean bien en la versión para móviles.

Utilizar el mismo anchor text siempre

Este es un error muy común, seguramente quieres posicionar un enlace interno repitiendo el mismo anchor text en diferentes textos o contenidos. Pero, nuevamente, esta estrategia ya es obsoleta, y como la mayoría, se ha convertido en una razón más para penalizar.

Pero, mira el lado positivo, tienes la oportunidad de ser más creativo e intentar crear diferentes AT para persuadir al lector a hacer clic. Aparte, al algoritmo le encantan los anchor que tienen ese elemento natural, acorde al texto y agradable con la lectura.

La mejor forma de solucionar esto es cambiando todos los anchor text de tu estrategia de enlaces internos. Para apoyarte, utiliza la herramienta Disavow para encontrar todas las palabras claves repetidas en tus enlaces.

No hacer enlazado interno

Si te dedicas a la compra de enlaces externos, recuerda que no es la única estrategia para aumentar tu autoridad de dominio. También es importante que prestes atención al enlazado interno, ya que permite que tu lector maximice su tiempo de permanencia en tu sitio web, lo que te da más oportunidades de ventas.

Igualmente, Google también revisa los niveles de enlazado para compartir la autoridad, de forma que ofrezcas contenido variado, pero relacionado entre sí. Esto te favorece al momento de posicionar para diferentes palabras clave. Mira estos tips a continuación.

  • Crea enlaces internos de tus contenidos más visitados, pero siempre que tengan relación.
  • Añade dos o tres enlaces por cada mil palabras para tener una buena densidad de enlaces.
  • Amplía la información con vídeos y contenido interactivo.
  • Siempre renueva el contenido de tus enlaces para tener mejor posicionamiento.

Ignorar la experiencia de navegación del usuario

Cuando quieres tener una tienda online exitosa, no solo debes valerte de los descuentos o promociones, también puedes utilizar otros aspectos de SEO para atraer visitas y concretar compras. Uno de ellos es la experiencia de navegación del usuario, pero, entiende que no es solo una opción, ya que recientemente se ha revelado que tiene gran importancia para el posicionamiento.

Consiste en hacer que el diseño sea intuitivo, interactivo, divertido, con diferentes métodos de usabilidad, así como una facilitación en el proceso de conversión. Básicamente, es darle al usuario esa sensación de facilidad y rapidez que busca. Lo que más debes tener en cuenta es lo siguiente.

  • Mide el grado de satisfacción, haz encuestas a tus usuarios para saber qué mejorar.
  • Revisa cuáles URL tienen mayor tasa de rebote, si no existe un problema técnico, puede ser que hace falta mejorar la experiencia.
  • Implementa plugins y herramientas para usabilidad, como traductores, dictador de voz o buscadores.
  • Elimina los elementos intrusivos, como la publicidad pop up, esto puede desalentar a los usuarios.

Pasar por alto los errores 404

El error 404 es ese que indica que la página no existe o no se encuentra, una vez más, es una pérdida de tiempo para Google, ya que no se molestará en encontrar la URL que corresponde. Cada vez que tu sitio muestre uno de estos, más abajo estarás en el ranking de posicionamiento, porque si una página no existe, no se posiciona.

Por lo que eso de ignorar los errores 404 es intentar tapar el sol con un dedo. Aparte, también estarás complicando tu medio de hacer negocios, porque seguramente estas recibiendo gran cantidad de tráfico que terminará por rebotar si no tienen nada que observar.

La mejor forma de solucionar esto es hacer redirecciones, solo en caso de que ya tengas una URL de reemplazo. Aunque también puedes asignarle una dirección al home de tu sitio web mientras solucionas el nuevo contenido.

Olvidar las etiquetas sociales

Aunque muchos expertos mencionen que las redes sociales no tienen influencia en el posicionamiento, la verdad es que es aún más notoria la relación que existe entre lo que está hablando la gente en Internet y lo que están buscando al seguir esas tendencias. A parte, si tienes una buena estrategia de redes sociales puedes conseguir un tráfico sustancial hacia tu sitio.

Es por eso que garantizar esa interacción es importante para Google, recuerda que el robot piensa cada vez más como un usuario promedio, si un lector no tiene la opción de compartir en Facebook, seguramente saldrá del sitio y buscará otro contenido que sí se pueda compartir. Aquí tienes algunas soluciones.

  • Utiliza un plugin de SEO, algunos incluyen etiquetas predefinidas para redes sociales.
  • También puedes añadir las etiquetas manualmente en tu código, utiliza los códigos de cada una en tu head.
  • Analiza que los botones funcionen, si los “me gusta” o el botón de compartir responden bien.
  • Verifica que tus contenidos al compartir se vean bien, que muestren la imagen y el título correctamente.

Abusar demasiado del SEO Black Hat

El Black Hat SEO o la optimización de sombrero negro, es una técnica que utilizan muchos expertos para incrementar su posición y tráfico de forma rápida, pero sin seguir las normas de Google necesariamente. Aplican spam, keyword stuffing y otras estrategias más actualizadas para conseguir resultados en poco tiempo.

Pero uno de los errores más comunes es abusar demasiado de estas técnicas, porque puede que el algoritmo pase por alto algunas de ellas, pero si te concentras solo en ellas es más que seguro que serás descubierto, ganándote una penalización segura. Algunas de las prácticas que debes evitar son las siguientes.

  • Mostrar diferentes contenidos dependiendo de la IP del usuario.
  • Incluir diferentes redirecciones, no para evitar el error 404, sino para mostrar contenidos diferentes a lo que busca el usuario.
  • Crear textos “originales” a partir de diferentes contenidos plagiados.
  • Utilizar diferentes palabras clave “escondidas” para evitar que el lector o los bots se den cuenta.

Publicaciones de muy poco valor

Actualmente la mejor estrategia es publicar contenido de valor, que sea informativo, educativo o entretenido para el usuario, pero si te centras solo en publicar contenido comercial, prepárate para los últimos lugares de posicionamiento. Es por eso que es necesario escribir descripciones o tips incluso en tiendas por catálogos.

Por otro lado, un contenido con poco valor también contiene solo texto, sin una estructura de subtítulos, imágenes, enlaces o cualquier otro elemento que enriquezca la lectura, es por eso que es importante ser creativo y darle vida a todo lo que publicas.

Una de las mejores soluciones para esto es contar con un equipo de content marketing, se encargan de crear textos o formatos atractivos, pero sin dejar de lado esa esencia comercial que necesitas para vender.

En cualquier caso, puedes ponerte en contacto con nosotros en Appyweb, así podemos ayudarte con tu equipo de expertos, no solo para mejorar el contenido, sino también para evitar todos esos errores que no debes cometer para no perjudicar tu SEO. Contáctanos sin compromiso.

Pin It on Pinterest