Los recientes escándalos de Facebook, el saber que los datos de WhatsApp también están en poder de esa compañía, las presiones que el Gobierno de Rusia está ejerciendo sobre Telegram para tener acceso a las cuentas de los usuarios; o simplemente que ya no quieres tener una cuenta en Instagram, están entre las razones para decidir desactivar temporalmente o eliminar permanentemente tu cuenta.

Antes que nada es necesario pensar si lo que se quiere es solo desactivarla por un tiempo para después volver a adquirirla o si en verdad no se quiere saber más nada de la cuenta.

Por otro lado, este es un procedimiento que no se puede hacer desde un móvil, solo desde un ordenador; así que es importante que tengas uno disponible.

Si lo que quieres es un respiro y desactivar la cuenta temporalmente deberás hacer lo siguiente:

 

Pasos para desactivar temporalmente

Antes de tomar una decisión drástica podrías pensar en desactivar la cuenta por un tiempo y luego retomar tus publicaciones normalmente, con este procedimiento la cuenta quedará oculta para el público y nadie podrá ver nada en ella ni consultarla, podrán pasar semanas o meses, pero solo bastará que ingreses con tu usuario y contraseña para que la cuenta quede habilitada de nuevo.

Para ello deberás hacer lo siguiente:

1.- Ingresa a tu cuenta Instagram con tu nombre de usuario y contraseña.

2.- Ve a la parte superior donde hay un icono con forma de muñeco, allí ingresas a tu perfil.

3.- Luego selecciona el recuadro que dice EDITAR PERFIL

4.- Inmediatamente abajo verás un enlace que dice “Desactivar mi cuenta temporalmente”

5.- Una vez allí el sistema te pedirá que selecciones un motivo por el cual deseas desactivar tu cuenta temporalmente; también te pedirá que ingreses nuevamente tu contraseña para verificar tu identidad.

6.- Acepta y listo.

7.- El día en que decidas retomar la cuenta bastará con ingresar como lo haces normalmente…

8.- ¡Un consejito más!.. Anota en alguna parte tus datos de ingreso a la cuenta en caso de que los olvides por completo.

 

Pasos para desactivar la cuenta permanentemente

Si ya es decisión tomada decirle adiós a la cuenta de Instagram, si ya no quieres saber más nada de nada…

1.- Ingresa a la cuenta como normalmente haces; recuerda que debes hacerlo desde un ordenador y no desde el móvil.

2.- Toma un tiempo para revisar tus publicaciones por si deseas conservar algunas de las fotografías publicadas porque una vez que finalices el proceso no volverás a tener acceso a ellas nunca más, así que tómate tu tiempo, revisa y guarda.

3.- Luego, y ya casi terminas… Haz clic aquí para desactivarla

4.- Selecciona el motivo por el cual estás desactivando la cuenta, ingresa de nuevo tu clave y seleccionas el botón de eliminar.

Listo… ya se fue.

 

¿Qué se gana con cerrar una cuenta Instagram?

 

Tiempo

¿Cuántas veces ha pasado que entras 5 minutos a atender una notificación de comentario que recién te hicieron y se te va una hora entera en la cuenta?

Ingresas, ves el comentario y le das un like  y respondes, pero te metes en el perfil de esa persona y comentas sus fotos, luego entras a otro perfil y así se te va un rato mirando, comentando, dando likes.

Pero ya que estás allí no te vas sin subir una foto propia, así que viene el proceso de escoger la más apropiada, encuadrarla, pasarla por diez mil filtros, etiquetar personas, buscar los hastags del momento, hacer el comentario, ubicación… Y se te fue una hora preciosa que pudiste haber aprovechado en un café o haciendo algo productivo.

Tiempo que se pierde no se recupera, a menos que ese sea realmente su trabajo, mientras más ocupada y productiva es una persona, menos tiempo dedica a las redes sociales.

Revalorización de la vida propia

Si eres una persona normal, probablemente tengas un empleo con un ingreso suficiente para vivir al día, si perteneces a ese grupo del cual forma parte la mayoría de los mortales de este planeta; entonces para poder tomarte unos pocos días en una localidad diferente a la tuya, seguramente ahorras durante un tiempo, probablemente los perfumes y accesorios se pagan a plazos y con esfuerzo; en fin cada centimo cuenta y cada cosa fuera del presupuesto es un lujo.

Sin embargo, nos damos a la tarea de seguir esos perfiles de superafortunados que mínimo tres veces al año suben fotos de sus maravillosas escapadas a Atenas, la Torre Effiel o las paradisíacas playas del Caribe; no solo eso, están aquellos que exhiben sus posesiones y unos guardarropas para morirse, platos de comida que no sabes si se lo comieron o lo enmarcaron en un cuadro; en fin, cosas inalcanzables en la vida real de alguien normal.

Quieras ese bombardeo de derroches termina haciendo mella en el subconsciente y lo que se tiene o se puede hacer deja de ser digno.

Una vez fuera de esa influencia, se comienza a disfrutar de lo sencillo que es ir al cine o comerse una hamburguesa de Mc Donald’s con personas que realmente te agraden, ese paseo al parque o al museo cobrará otro significado y lo poco o lo mucho que tengas tendrá un valor incalculable, simplemente porque es tuyo.

Adiós a los complejos

¡Nadie sube una fotografía a Instagram mostrando sus arrugas, canas y flacideces! ¡De eso nada!

Instagram es la vitrina para la gente perfecta, solo los más guapos tienen derecho de estar ahí sin ser criticados; por donde metas la nariz hallarás mujeres ultra guapas, piernas largas Y SIN CELULITIS, traseros y pechos firmes, vientres planos, el pelazo del siglo y un maquillaje hecho por los mismos dioses.

Los hombres no se quedan atrás, cada vez más magros, cuidadosamente arreglados, con ropas y accesorios impagables para cualquiera; en fin, en cualquiera de los casos se nos muestran modelos que distan mucho de la realidad que vemos frente al espejo todos los días.

Muchos son quienes arrastrados por ese ideal terminan pasando mucho más tiempo del que deberían frente a un espejo, o en el gimnasio; tal vez gastando más dinero del que se pueden permitir en artículos que no necesitan solo para intentar acercarse un poco a ese ideal que los filtros pusieron allí.

Sea como sea, alejarte de esa influencia mejorará en mucho el concepto que tienes de ti mismo , y si miras a tu alrededor te darás cuenta de que hay mucha más gente como tú en la calle que como lo que ves en la pantalla.

Las razones para no tener Instagram son muchas y solo tú conoces las tuyas para cerrar tu cuenta, ya en esta guía te lo hemos explicado todo.

Puntúe el articulo.