3 Errores que no debemos cometer al utilizar Facebook Ads
  1. No tener instalado el Pixel de Facebook en tu página web
  2. Descuidar las imágenes
  3. No utilizar Call to Action (CTA) en los textos



Las campañas Facebook Ads es una de las herramientas más utilizadas si queremos anunciar un producto o servicio en la red. No obstante, es habitual cometer errores muy básicos que dificultan que podamos llegar a nuestro objetivo. Aunque esta herramienta es muy útil, si no la utilizamos de forma adecuada no nos servirá de nada. Y la realidad es que hay una serie de errores que se suelen cometer de manera bastante común, por lo que conviene conocerlos con la intención de conseguir evitarlos.

No tener instalado el Pixel de Facebook en tu página web

Para llevar a cabo cualquier estrategia de marketing online es esencial que tengamos bien definido nuestro objetivo. Aún hay muchos anunciantes que llevan a cabo una campaña en redes sociales como Facebook para empresas, sin tener este punto claro, lo que les condena al fracaso. Por lo tanto, antes de empezar a rellenar la solicitud de campaña hay que pensarlo bien. ¿Para qué hacemos la campaña? ¿queremos promocionar una publicación u oferta concreta? ¿deseamos más suscriptores o seguidores? Dependiendo de esto la campaña se optimizará con el uso de unos recursos o técnicas concretas y también podrá influir por el valor de puja del que hagamos uso en el servicio.

No tener instalado el Pixel de Facebook en tu página web

No tener instalado el Pixel de Facebook en tu página web

 

Y por supuesto, ni te pienses comenzar la campaña sin haber instalado antes el Pixel de Facebook, porque te servirá más bien de poco. Este píxel lo instalamos con facilidad mediante un código que introduciremos en nuestra web y que nos permitirá saberlo todo del papel que está haciendo la campaña. Nos dará esa información tan jugosa que permitirá conocer mejor a la audiencia, tener claro qué es aquello que funciona y planificar pasos posteriores para mejorar el ROI de todos los medios posibles. Todavía sorprende, pero hay profesionales que olvidan la importancia de esta sencilla instalación.

En tercer lugar hay que decir que es tan malo no crear una estrategia como no planificar. Si ya tenemos un objetivo establecido ahora tenemos que hacer hincapié en crear una planificación para nuestra campaña. No podemos caer en el error de comenzar nuestra estrategia sin tener ningún punto definido, puesto que no llegaremos a ningún lado. Por otro lado, es decisión nuestra optar por una campaña sencillita o por una más compleja, pero a veces es más recomendable invertir un poco de esfuerzo y dar forma a una más profunda que pueda reportar un mayor volumen de beneficios. Al dar forma a distintas ideas y presentaciones se puede comprobar qué es aquello que funciona y, sobre todo, no apostar toda la inversión a una sola propuesta.

 

Descuidar las imágenes

Muchos de los problemas secundarios que se suelen producir al crear campañas en Facebook Ads están relacionados con lo mismo: con creer que de un plumazo se pueden conseguir resultados exitosos. Y la realidad es que no es así. Lo cierto es que una buena campaña se consigue con esfuerzo e inversión. Invirtiendo unos pocos euros y creando un anuncio rápidamente en cinco minutos es prácticamente imposible conseguir nada. Por un lado, hay que hacer pruebas, pruebas y más pruebas. Los experimentos ayudan a comprobar qué funciona, a ver por dónde van los tiros en la búsqueda del éxito y así a ir acotando distancias con los resultados deseados. Hacer estas pruebas requiere inversión y nunca se sabe qué puede ser necesario en cada momento. Las pruebas son fundamentales y van a requerir tanto tiempo como dinero, eso es algo que resulta imprescindible asumir.

Descuidar las imágenes

Por otro lado, ¿sabes que las imágenes tienen mucha importancia? Nos hemos encontrado con muchos anunciantes que han utilizado imágenes poco atractivas que apenas impactan al usuario, no entendiendo después porqué no han obtenido el éxito que esperaban. No caigas en este error, las imágenes son una buena carta de presentación. Intenta siempre que sean llamativas, que no lleven mucho texto y sobre todo deben ser tuyas propias, nada de copias o imágenes de stock que todo el mundo vea una y otra vez.

Además de las imágenes hay que cuidar los títulos que utilizamos para anunciarnos, porque forman parte de nuestra carta de presentación. Los títulos deben ser directos, atractivos y sobre todo, no solo deben incluir la oferta en cuestión a la que nos estamos refiriendo, también tienen que explicar los beneficios que nos aporta el producto o servicio que estamos anunciando. Pero ojo, el título no puede ser muy extenso, así que tendrás que jugar con las palabras para que el resultado sea estupendo.

 

No utilizar Call to Action (CTA) en los textos

¿Cuántas veces remarcaremos la importancia de cuidar el texto de un anuncio? Es una de las bases de la campaña y tiene que concentrar la información de forma rápida y accesible. Con este texto hay que decirle al usuario qué le ofrecemos, porqué es diferente a lo que le proporciona la competencia y qué beneficios obtendrá al confiar en nosotros, siempre con un tono cercano y humilde dirigido al gran público. Al mismo tiempo, no tenemos que dejar pasar la oportunidad de utilizar el espacio de texto del anuncio para plantear una llamada a la acción. Será un empujoncito sutil para que el usuario acabe haciendo clic y transformándose en una posible conversión para nuestra campaña.

No utilizar Call to Action (CTA) en los textos

Otro elemento a revisar es asegurarnos de que hemos planificado la campaña de forma eficiente con una segmentación adecuada. Hay herramientas online como Google Analytics que nos permitirán segmentar el enfoque de la campaña hacia la parte de público que nos interesa cubrir, porque es posible que prefiramos enseñar el anuncio a los habitantes de una ciudad determinada o a un rango de edad específico. Pensemos que no queremos que el anuncio se visualice en masa, sino que se visualice por parte de personas a las que realmente les interese el anuncio. Esto nos permitirá exprimir al máximo la inversión en publicidad.

Landing pages

Landing pages

Por último hablemos de las landing pages y de cómo son muchos los profesionales que descuidan este punto. Si hemos conseguido atraer a un usuario para que haga clic, nos tenemos que asegurar de mostrarle algo que realmente le justifique el esfuerzo de haberlo hecho. Por lo tanto, asegurémonos de varias cosas. Lo primero, que la página de destino no tarda en cargar, que se visualiza en condiciones y que por supuesto no esté inaccesible (un error 404 nos dejaría por los suelos). Pero a ser posible, seleccionemos una buen diseño de landing page que sepamos que hará que el usuario se sienta satisfecho con la confianza que ha depositado en ese clic. Eso garantizará que se pueda terminar convirtiendo en un cliente.

Si tenemos en cuenta todos estos errores, unos más comunes que otros, y lo aplicamos todo cuando pensemos en gestionar una campaña de Facebook Ads, es posible que consigamos triunfar. Una buena idea es hacernos un checklist con todos los puntos importantes a detallar, dado que esto evitará que olvidemos algo importante.

Errores que no debemos cometer al utilizar Facebook Ads
Puntúe el articulo.