La automatización de emails es una gran forma de potenciar tus ventas

Una de las estrategias más efectivas para conseguir fidelizar con tus clientes es llevar a cabo una campaña de email marketing. Es una manera directa y personal, que fuerza la relación con el usuario en el momento adecuado, alejándose de las redes sociales, donde el mensaje es más global, impersonal y fuera de lugar. Algunas de las formas más comunes de fidelización a través del correo consiste en enviar una guía del sitio a todos aquellos usuarios que se registren en él, abriéndoles todas las puertas (también comerciales), o bien pedir la opinión de un producto tras haberlo comprado. Son acciones sencillas que invitan a entrar de nuevo en el sitio de manera amable y, quién sabe si hacer una nueva compra.

ÍNDICE DEL ARTÍCULO

  1. Potencia tus ventas a través de la automatización de emails
  2. Primer paso, el descubrimiento de la marca
  3. Segundo paso, la evaluación
  4. Tercer paso, la conversión
  5. Cuarto paso, la retención

Potencia tus ventas a través de la automatización de emails

Tu embudo de ventas y el ciclo de vida de tus clientes son dos factores a tener en cuenta

Tu embudo de ventas y el ciclo de vida de tus clientes son dos factores a tener en cuenta

La automatización de emails permite enviar correos masivos con diferentes acciones que esperamos que los usuarios lleven a cabo, ya sean completamente nuevas o relacionadas con las compras o movimientos anteriores de cada cliente. Tu embudo de ventas y el ciclo de vida de tus clientes son dos factores a tener en cuenta. Ambos conceptos están relacionados de forma directa.

Puede haber ligeras diferencias, pero por lo general, la relación del usuario con la marca es la misma: primero, descubre y evalúa la oferta, comparando con la competencia; después decide comprar, obligándonos a dar el siguiente paso para retenerle y ampliar su ciclo de vida; por último, el usuario vuelve a interesarse en otra adquisición y, si todo ha salido según lo planeado, tendrá en mente nuestra marca para volver a comprar.

Primer paso, el descubrimiento de la marca

El email de bienvenida debe ser personalizado, con un asunto atractivo

El email de bienvenida debe ser personalizado, con un asunto atractivo

El usuario conoce tu negocio. Así empieza todo. Puede que hubiera oído hablar de él, que no se atreviese a entrar o que haya llegado a través de un anuncio o recomendación. La cuestión es que está dentro, visualizando el portal. Es el momento idóneo para lograr que se suscriba a un newsletter con el reclamo de disfrutar de ofertas, consejos, guías…

El formulario debe ser llamativo pero no invasivo, aunque suene contradictorio. El usuario debe tener siempre a mano la posibilidad de unirse a nuestra estrategia de correo, pero esta opción no debe suponer una carga a la hora de navegar por el sitio, o de lo contrario corremos el riesgo de colmar su paciencia. Si finalmente logramos que dé el paso y se anime a brindarnos su correo, el primer mensaje automatizado que reciba es clave para ganarnos su confianza.

El email de bienvenida debe ser personalizado, con un asunto atractivo, una introducción original sobre tu negocio, testimonios favorables de otros clientes a poder ser, una llamada a la acción y ejemplos del tipo de correos que va a recibir al estar suscrito.

En algunos casos se opta también por dividir el mensaje de bienvenida en varios correos. Por ejemplo, uno que incluya un regalo por unirse al newsletter, como puede ser un descuento. Otro correo sería un tutorial o un mapa del sitio, mientras que los testimonios de otros clientes podrían separarse en un tercer correo.

También te puede interesar:  La importancia de la newsletter para tu empresa

Segundo paso, la evaluación

Dependiendo de la interacción del usuario, podemos lanzar un correo semanal o incluso dos si su reacción es positiva.

Dependiendo de la interacción del usuario, podemos lanzar un correo semanal o incluso dos si su reacción es positiva.

Los emails de bienvenida son una prueba de fuego para separar entre los usuarios que de verdad tienen interés en nuestra marca y aquellos para los que el ‘amor’ les ha durado lo justo hasta encontrar el botón de “No quiero recibir más correos como este”. Para todos aquellos que siguen en el barco, es conveniente cambiar de estrategia y empezar a enviar correos con valor añadido.

Artículos con consejos, guías, estudios, críticas… Recursos que informen al cliente sobre las novedades del mercado en el que nos movemos o en el que se ha movido él en nuestra página. Dependiendo de la interacción del usuario, podemos lanzar un correo semanal o incluso dos si su reacción es positiva.

Aunque el usuario simplemente se haya registrado en nuestra web y no haya tenido intención alguna de llevar a cabo una compra, es importante mantener un mensaje que nos posicione como marca y le ayude a tenernos en su mente. Es el proceso de evaluación. La gran duda en este punto es, ¿Cómo logro mantener un equilibrio para resultar interesante y no una carga? Depende única y exclusivamente del contenido que incluyas en los correos. Una fórmula interesante es enviar información sobre productos en los que el usuario ha mostrado interés, ya sea porque los ha tenido en la caja a punto de comprar, porque los ha incluido en su lista de deseos si disponemos de ella o simplemente porque ha visitado su página en nuestro portal.

Tercer paso, la conversión

Conversión efectiva

Conversión efectiva

Cuando haya un aumento de clics en los enlaces enviados por correo o aumenten las visitas en aquellas páginas que has promocionado a través de emails, los usuarios están preparados para dar ‘el salto’. Su compra está casi finalizada.

Para conseguir que esa duda final se convierta en un ingreso, los correos pueden ser algo más directos, ofertando descuentos en los productos en los que el usuario está interesado o recomendaciones de otros artículos similares.

También te puede interesar: 11 Estratégias para aumentar la conversión y la fidelización de tus usuarios

Cuarto paso, la retención

El cliente se ha registrado, ha “aguantado” estoicamente nuestros correos, le han resultado útiles y finalmente, ha hecho un compra. El ciclo podría parecer que se ha cerrado, pero no, de nosotros depende mantenerlo. Lo primero es enviar un email de agradecimiento por la compra. Más adelante, se puede invitar al usuario a que analice el producto en la web con una reseña, o simplemente que transmita sus opiniones en privado para que se sienta valorado. También se le pueden enviar ofertas basadas en su compra o compras, en especial en épocas de oferta.

 Todas estas medidas pueden llevar a que cualquier negocio aumente su volumen de ventas de forma considerable gracias a la automatización de correos electrónicos. Todas estas medidas pueden llevar a que cualquier negocio aumente su volumen de ventas de forma considerable gracias a la automatización de correos electrónicos.

Todas estas medidas pueden llevar a que cualquier negocio aumente su volumen de ventas de forma considerable gracias a la automatización de correos electrónicos.

Otra opción puede ser ofrecer descuentos al usuario si comparte un código con sus amigos, fortaleciendo por un lado la relación con nuestro cliente y abriendo la puerta a otros nuevos. Además, las compras abren un nuevo abanico de posibilidades, pudiendo automatizar correos sobre los productos del cliente, como consejos, guías o incluso nuevos artículos relacionados conforme pase el tiempo. Todas estas medidas pueden llevar a que cualquier negocio aumente su volumen de ventas de forma considerable gracias a la automatización de correos electrónicos.

La automatización de emails es una gran forma de potenciar tus ventas Clic para tuitear
La automatización de emails es una gran forma de potenciar tus ventas
Puntúe el articulo.