Cuentas trampa

Aquellos que han hecho marketing por email, de seguro han conocido el término cuentas trampa o “spam”. Lo que provoca un rechazo de manera automática por los usuarios y afecta la reputación de campañas que se hacen por este medio.

 

 

📌¿Qué es?

Las cuentas trampas son direcciones email, que utilizan plataformas como Outlook o Hotmail, Gmail, Yahoo, etc. Para reconocer todos los remitentes que son añadidos a direcciones de correo, de listas que no cuentan con la autorización de los dueños.

Este tipo de programa es utilizado como un investigador privado, que indaga en Internet para detectar emails de alta concurrencia que no son deseados. Por ende, evita en lo máximo posible afectar a los usuarios.

El problema de las cuentas trampas, es que pueden afectar la entrega anuncios o publicidad a los usuarios. Disminuyendo así ventas o visualizaciones, que pueden perjudicar el impacto de campañas e incluso terminar en una lista negra que bloquee la IPs.

📌Origen

La expresión “cuentas trampas” es una traducción al español de la palabra spamtraps, que se originó como una terminología informática para los mecanismos de seguridad, que utilizan las plataformas de email para los correos que no son deseados.

El término es un combinado de las expresiones spam y trampa, este nombre se debe a que un analista de spam, se encarga de colocar trampas para atrapar al spam. Funciona como un cazador, que coloca trucos para apresar su víctima.

📌¿Cómo funciona?

La manera en la que funcionan las cuentas trampa, es por medio de las plataformas de direcciones email. Es por ello que cuando los correos que se reciban con remitentes ocultos, van a ser recolectados automáticamente (spam) y analizado para hallar la dirección de email.

Existen diversas formas de programación para que los anuncios no se vean afectados, es cuestión de indagar acerca de cómo configurarlo y que el email marketing, no se vea afectado por los spam o cuentas trampas.

Pin It on Pinterest