Marketing Relacional

Es un tipo de publicidad que no intenta solamente aumentar las ventas, sino también fortalecer la relación con el cliente. El objetivo final del marketing relacional es fidelizar a los clientes y convertirlos en promotores de la marca.

📌 ¿Qué es marketing relacional?

Se basa en un conjunto de estrategias se basan en hacer que los clientes actuales establezcan una relación fiel con la empresa, de esta forma, el marketing relacional permite facilitar la interacción con los clientes y crear experiencias más ajustadas a sus necesidades e intereses.

Este tipo de publicidad suele utilizarse durante la última etapa del embudo de ventas, ya que los resultados se pueden analizar después de la compra. Lo importante es garantizar que el cliente tenga una experiencia de compra por encima de sus expectativas, para lograr que establecer una preferencia en sus futuras compras.

📌 ¿Para qué sirve el marketing relacional?

Aunque es necesario generar un flujo constante de nuevos prospectos y clientes, actualmente es necesario tratar de mantener a los consumidores actuales, ya que son esas compras recurrentes que pueden incrementar sustancialmente los ingresos de la empresa. Pero aparte del beneficio monetario, también es importante garantizar que esos consumidores también puedan atraer a otros posibles clientes.

El objetivo más importante este tipo de publicidad al hacer que los clientes actuales se conviertan en promotores o embajadores de la marca. Es decir, que promocionen los productos o servicios de la empresa con sus amigos o familiares constantemente. La ventaja de esto es que su círculo de amistades tiene características muy similares entre sí, los que lo hacen potenciales clientes.

📌 Cómo hacer un plan de marketing relacional

  1. Lo primero es recopilar datos y detalles importantes acerca de los clientes durante su viaje de compras.
  2. Seguidamente, se realizan gestiones ajustadas a su personalidad, necesidades e intereses.
  3. Después, se analizan estrategias que se centran en la lealtad del cliente, por ejemplo, a conocer la razón de su conversión con la empresa, los canales a través de los que prefiere comunicarse, entre otros.
  4. También se pueden utilizar estrategias que busquen establecer un compromiso a largo plazo, como un contrato.
  5. Igualmente, se pueden establecer técnicas emocionales y neuronales para hacer que la relación sea incluso más fuerte.

📌 Ejemplo de marketing relacional

Uno de los ejemplos más destacados es la campaña en redes sociales que lanzó la aerolínea Iberia en 2012, consistía en compartir algún mensaje emotivo que tuviera relación con la compañía por parte de sus clientes, estos deben utilizar el hashtag #tweetIBERIA con su aporte.

La mejor historia ganaría un vuelo gratis a Nueva York para dos personas, la campaña hizo que el vínculo entre los clientes y la marca se fortaleciera aún más. El mensaje ganador incluso se utilizó como rótulo en uno de los aviones de la flota durante 2 meses seguidos, el mensaje contenía la frase “lo mejor de cada viaje es compartirlo contigo”.

relacional ejemplo

📌 Más información sobre marketing relacional

Mantener a los usuarios contentos puede ser el aspecto más importante para fidelizarlos, pero sin dudas, existen técnicas más efectivas para incluso hacer que se vuelvan embajadores de la marca. Sigue estos enlaces para tener más información.

Pin It on Pinterest