Para que Internet funcione tal y como lo conocemos hoy en día se han tenido que implementar muchas configuraciones, por ejemplo, identificar los dispositivos por lo que navega un usuario. Para esto se emplea la dirección IP, se trata de un conjunto de números que se utiliza para relacionar una red con un dispositivo y un usuario.

📌 ¿Qué es IP?

Se trata de un conjunto de números que puede ser capaz de identificar la interfaz de una red en un dispositivo. Sus siglas significan Internet Protocol, aunque también se le conoce como dirección IP dinámica, ya que ésta puede cambiar según los cambios en la red. Se trata de un elemento que puede ser indispensable para el diseño de tiendas online, ya que permite vincular los sitios web con una dirección estática, fija o dinámica, para garantizar que el sitio esté conectado de forma permanente.

Normalmente, la dirección IP es el equivalente del URL, sin embargo, ésta se utiliza para reconocer los dispositivos, mientras que la URL se utiliza para que las personas puedan recordar más fácilmente el nombre de un dominio. También, los servidores de dominios DNS suelen traducir la URL en un conjunto de números, por lo que incluso si este llega a cambiar, las personas seguirán accediendo utilizando el mismo nombre siempre.

📌 ¿Cuál es tu dirección IP?

Para conocer cuál es el protocolo de Internet asignado en un dispositivo se debe acceder a la configuración del mismo. Por ejemplo, si estás navegando a través de un ordenador Windows debes acceder a la configuración a través del terminal pulsando las teclas Windows + R al mismo tiempo. Cuando aparezca el recuadro de la terminal escribe comando ipconfig.

Al hacer enter podrás visualizar una lista de datos de conexión de red, donde indica la dirección y un conjunto de números en cuatro secciones.

📌 ¿Las IP siempre han tenido el mismo uso siempre?

Su función siempre ha sido la misma, que es identificar las redes privadas o públicas, así como los servidores de sitios web, pero antes esta función debía ser empleada por los usuarios, es decir, en vez de colocar el nombre del sitio tenían que escribir la dirección IP para poder acceder a ella.

Debido a la dificultad que ocasionaba recordar todas las direcciones IP se crearon lo que hoy en día se conoce como dominios, siguen teniendo su base en el protocolo de internet, pero a la hora de buscarlos la tarea es más sencilla.

📌 Ejemplo de IP

Usualmente, estás direcciones están divididas por 4 objetivos, cada uno con números que pueden ir desde el 0 a 255. Se debe tener en cuenta que estos se expresan en un número binario de 32 bits, que puede generar hasta billones de direcciones posibles. Cada una de las objetos se separaran por el carácter de punto (.), de esta forma, las direcciones IP pueden verse de la siguiente forma.

  • 255.255.255

📌 Más información sobre IP

Al principio, puede ser un poco difícil entender cómo funciona el protocolo, pero si tienes pensado desarrollar un proyecto web, es importante que entiendas cuál es la dirección asociada a tu dominio, aquí tienes más información al respecto.

Pin It on Pinterest