En el artículo de hoy vamos a ver los Pros y Contras de conseguir un dominio gratis a uno de pago, ya que hay grandes diferencias y beneficios respecto a uno del otro.

Te invitamos a seguir leyendo este artículo para saber más del tema.

¿Qué tipo de dominio web elegir?

Si lo que deseas es crear tu propia web para dar el puntapié inicial en el maravilloso mundo online, debes tener en cuenta que necesitarás un poco de inversión monetaria y bastante dedicación.

Para empezar, a dos cosas que no puedes olvidar si quieres tener tu propia web: un servidor de hosting y un dominio. El servidor de hosting es un servicio de alojamiento web, es donde su sitio estará almacenado para que sea accesible en internet. Existen varios proveedores, muchos de ellos ofrecen servicio de hosting y dominio.

El dominio es la dirección web que tendrá tu negocio. Por lo que es fundamental encontrar un dominio que sea perfecto para tu negocio y, por supuesto, tenga un precio accesible y conveniente.

En internet, encontrarás muchos registradores de dominio donde podrás visualizar las distintas opciones disponibles. Como es una dirección, al igual que las físicas, no puede estar repetida por lo que, algunas veces, no encontrarás el nombre de dominio que deseas.

La verdad que, como mencionamos antes, para crear un sitio web se necesita algo de inversión y mucho tiempo. Sin embargo, muchas veces cuando comienzas con un negocio no tienes el capital necesario para invertir. En internet, no tener dinero no es una limitación. En el caso de los dominios, existen algunos gratuitos y otros pagos.

Veamos a continuación la diferencia entre cada uno de ellos y los pros y contras que poseen.

Dominios web gratis

Este dominio no tienen ningún tipo de coste asociado, por lo que puedes librarte de la presión de invertir en primera instancia. Quizás piensas que la existencia de dominios gratuitos es una utopía, pero no. La realidad es que los dominios web gratis están disponibles para todo aquel que quiera utilizarlo. Claro, no todo es color de rosas.

Pros (más bien sólo “pro”)

  • La gran ventaja del dominio gratis es justamente esa, que no tiene ningún coste asociado por el cual debamos preocuparnos. Si te piden la tarjeta de crédito, el número de tu cuenta bancaria o algo parecido, corre de allí y sigue buscando. Porque en el mundo online puedes encontrar un dominio con costo cero.

Contras

  • Si está asociado a un servicio de hosting, probablemente tenga almacenamiento limitado. Como mencionamos, muchas veces los proveedores de hosting y de dominios son los mismos. Esto provoca que, si el sitio web crece (aumenta el tráfico), el ancho de banda no alcanzará a cubrir el requerimiento y tu website puede no estar visible.
  • Puedes registrar el dominio, pero no podrás ser el titular del mismo. Es decir, podrás utilizar esta dirección web para tu sitio, pero no podrás ser dueño de este dominio.
  • El posicionamiento SEO de los dominios webs es bastante malo. Esto se debe a que utilizar extensiones de dominio con terminaciones que no están relacionadas al rubro del negocio y causan desconfianza en los usuarios.
  • Una negativa bastante importante, aunque no lo parezca, es la falta de soporte técnico. Para alguien que empieza y no tiene una idea profunda del funcionamiento, esto puede ser muy perjudicial. Ante cualquier problema, deberás encargarte solo de solucionarlo.

Dominios web pagos

Ahora, si piensas que un dominio web gratis no te serviría, puedes acceder a uno pago. Hay múltiples proveedores de dominios pagos, una gran variedad de extensiones de dominio para elegir según tu rubro y gran variedad de precios.

Pros

  • Si está asociado a un mismo proveedor de hosting, el almacenamiento puede variar según tu requerimiento y lo que desees o puedas pagar.
  • El título del dominio es todo tuyo. Esta es la gran ventaja del dominio pago, puedes administrarlo según tu gusto.
  • El posicionamiento SEO va a depender de ti, pero el dominio ayuda. La extensión de dominio que elijas, así como la mayor amplitud de nombres de dominio, harán que tu sitio esté mejor posicionado en los motores de búsqueda.
  • Si tienes algún inconveniente, siempre puedes acceder al soporte técnico que te brindan los diferentes proveedores.

Contras

  • Bueno, a la inversa del dominio gratuito cuyo punto beneficioso era el hecho de no pagar, la contra del dominio pago es que requiere una inversión inicial y de mantenimiento. Los precios varían según el nombre de dominio y la extensión, por lo que encontrarás un gran margen para elegir.
  • Si te olvidas de pagarlo, puede ser problemático. Por lo general, se realizan renovaciones anuales que involucran un costo.

Ahora que ya conoces ambas opciones de dominio, queda en tí decidir cuál es la que se adapta a tus necesidades y a tu posibilidad de inversión. Siempre recuerda que si haces las cosas bien desde el principio, te evitarás dolores de cabeza futuros.

Pin It on Pinterest