Se trata de un recurso del análisis de marketing digital que consiste en estudiar si los resultados de alguna campaña están siendo efectivos. Las métricas accionables son las conocidas KPI, permiten demostrar si las acciones de publicidad son beneficiosas para la empresa o no.

📌 ¿Qué es una métrica accionable?

Una métrica accionable o también conocida KPI (Indicador clave de desempeño, por sus siglas en inglés), es un término que indica una serie de análisis que permiten conocer los resultados de campañas de marketing desde diferentes ángulos. Suelen ser utilizadas con frecuencia en las auditorías SEO para conocer el rendimiento de las estrategias de posicionamiento.

Pero, también son indispensables para conocer si dichos resultados son directamente beneficiosos para la empresa, para determinar datos cuantitativos y las ganancias monetarias o probabilidad de ganancia de clientes. De esta forma, las KPI evalúan casi todos los campos del marketing, contenidos, posicionamiento, redes sociales, landing pages, etc.

📌 ¿Para qué sirve una métrica accionable?

En primer lugar, les permite a los profesionales del marketing conocer qué tan efectivas son las técnicas que se están aplicando. Pero también son indispensables para facilitar la toma de decisiones, eliminar recursos que están haciendo perder tiempo y dinero, así como reforzar aquellos que están sobrepasando las expectativas o modificar los que cuentan con un buen potencial.

Las métricas accionables también suelen estar relacionadas con el tráfico web y las plataformas que utilizan para llegar a encontrar un sitio web, lo que también se conoce como posicionamiento web. Permiten conocer cuál es la cantidad de personas que estarán al alcance y cuántas de ellas pueden convertirse en posibles clientes, o bien cumplir con los objetivos de cada campaña.

📌 Métricas accionables vs indicadores vanidosos

Debido a la variedad de las KPI, se ha levantado un constante debate sobre cuáles son los indicadores que de verdad ofrecen datos invariables a los responsables del marketing. Por un lado, están las métricas accionables, que suelen ofrecer resultados reales sobre una situación, es decir, se analizan las causas y efectos de la acción tal cual como se plantean.

Por otro lado, están los indicadores vanidosos, que son todo lo contrario a lo anterior, ya que inciden en el ego de la empresa. Los resultados solo son analizados para verificar que la empresa ha ganado “algo” de valor, pero, al conocer sus resultados no permiten accionar cambios o conocer defectos de la campaña. Un ejemplo de las vanity metrics es la cantidad de seguidores en redes sociales.

📌 Ejemplo de una métrica accionable

Aunque bien en la mayoría de las estrategias para redes sociales se evalúan indicadores vanidosos, existen algunas métricas accionables a las que se puede sacar provecho. Un ejemplo claro de esto es la cantidad de tráfico que se obtiene desde las redes sociales hacia un blog o sitio web.

También se puede analizar el nivel de autoridad del sitio web, es decir, cuál es la relevancia del mismo en el sector, ya que esto mejorará su posicionamiento en buscadores. La evaluación de la calidad de vida del usuario también es una KPI muy útil, hay una gran variedad de ellas en el mundo de la analítica web.

📌 Más información sobre métricas accionables

Sin dudas debes llevar a cabo estos indicadores con cada campaña que realices en Internet. Si aún no conoces mucho sobre el tema, aquí tienes un par de enlaces para ampliar tu información.

Pin It on Pinterest