Flywheel

El funnel de ventas ha sido uno de los esquemas más representativos del inbound marketing, sin embargo, como todo lo digital, esta estrategia puede reinventarse. Es así como a nacido el flywheel, un esquema en forma de rueda que gira sin parar y que implica fidelizar clientes al máximo.

📌 ¿Qué es flywheel en ventas?

Tradicionalmente, el flywheel es un volante de inercia dentro del mundo automovilístico, sin embargo, el marketing digital se ha apropiado de éste término para definir un nuevo modelo de ventas. Las etapas que incluye dentro de su esquema son muy similares al funnel de venta en forma de embudo, pero esta vez se transforma en un círculo.

Tradicionalmente son tres etapas dentro del embudo, el top of the funnel (TOFU), middle of the funnel (MOFU) y bottom of the funnel (BOFU). Esta vez, dentro de la rueda se destacan las etapas atraer, implicar y deleitar, centrando en el medio al cliente, es decir, se intentan personalizar los esfuerzos para fidelizarlos.

📌 Etapas del flywheel

Como se mencionó arriba, las tres etapas principales del embudo se transforman en partes de una rueda que se basan en atraer, implicar y deleitar. El objetivo principal de esta nueva modalidad es crear una relación más duradera con el cliente, utilizando diferentes métodos para complacerlo y satisfacer sus necesidades. En este caso, cada etapa consiste de lo siguiente.

  • Atraer: Se genera contenido relevante y de valor para atraer a los clientes.
  • Implicar: A partir de la etapa anterior se conocen los problemas y necesidades de los usuarios, por lo que se desarrolla una solución personalizada, para crear un vínculo con la marca.
  • Deleitar: Es la etapa final que busca generar un valor real y empoderamiento al cliente, para convertirlo en un promotor de la marca, al mismo tiempo la rueda no para de girar y se busca a traerlo de nuevo para realizar otra compra.

📌 ¿Cómo funciona?

Para llevar a cabo el objetivo de deleitar al cliente, es necesario utilizar herramientas para gestionar la relación con los consumidores o mejor conocidos como CRM. Al mismo tiempo, ahí se implementarán técnicas de marketing, ventas y servicios. Para que éste modelo funcione se deben tener en cuenta otros elementos del proceso de ventas, como los siguientes.

  • Velocidad: Es un factor que involucra impulso y fuerza, por lo que es necesario esforzarse en las áreas donde se producen mayor impacto, no solamente en la etapa de atraer, como sucede con el embudo tradicional.
  • Fricción: Son los errores que se producen cuando la rueda empieza a girar, es necesario reducirlos al máximo. Algunas de esas fricciones pueden ser la pérdida de clientes y la falta de coordinación del equipo, para solucionarlos también se pueden introducir procesos de automatización.
  • Inercia: Mientras más velocidad y menos fricción tenga la rueda más beneficios generan en torno a los clientes, ya que éstos estarán satisfechos y aumentarán el valor del proceso, así como su ciclo de vida.

📌 Ejemplo

Muchas empresas han empezado a transformar su embudo tradicional en una rueda, esto implica evolucionar a las fases nombradas anteriormente, al mismo tiempo, es importante realizar un estudio de las posibles fracciones que pueden hacer que la rueda se detenga. Mostrar un ejemplo de esto puede ser un poco difícil, sin embargo, con una imagen de este nuevo esquema se puede ver la diferencia entre el embudo tradicional y el nuevo modelo flywheel, como se puede ver a continuación.

ejemplo de flywheel

📌 Más información sobre flywheel

Puede ser complicado pensar en presentar un nuevo modelo de ventas cuando ni siquiera has podido acostumbrarte del todo al embudo, sin embargo, puede que esa sea la señal principal para intentar algo nuevo. En estos enlaces encontrarás más información para conocer más sobre la rueda.

Pin It on Pinterest